7 estrategias para lidiar con las personas tóxicas en su vida

7 estrategias para lidiar con las personas tóxicas en su vida

Si es como la mayoría de las personas, probablemente tenga que lidiar con gente tóxica en tu vida. Ya sea un viejo amigo que se ha vuelto amargado, un compañero de trabajo competitivo o un miembro de la familia que simplemente no se marchará, las personas tóxicas pueden ser difíciles de tratar.


¿Deberías combatir fuego con fuego? ¿O simplemente debería aceptarlos tal como son? Estas son preguntas difíciles que no son fáciles de responder.

Afortunadamente en Psicología Hoy, un psicólogo profesional ha revelado 8 estrategias para tratar con personas tóxicas. He resumido los excelentes consejos a continuación.

1) Reconoce los rasgos que te hacen presa fácil

En primer lugar, tenga en cuenta que evaluar qué rasgos le causan maltrato no significa que usted tenga la culpa.


¿Tienes una necesidad de complacer o temes causar el más mínimo conflicto? Dé un paso atrás y considere las interacciones que ha tenido enfocándose en lo que hizo, pero no en lo que sintió, y vea si puede encontrar un patrón. Una vez que encuentre un patrón, podrá ser más consciente de los comportamientos que hacen que esa persona se aproveche de usted.

2) Explore su reactividad

Una vez más, sin culparse por la dinámica, debe observar cómo reacciona de forma exagerada e insuficiente en la relación. Por ejemplo, si estás lidiando con un acosador, reaccionar de forma continuada le da permiso para seguir acosándote. Además, las personas que se sienten ansiosas con facilidad tienden a reaccionar de forma exagerada cuando una relación se está yendo mal, lo que solo les da a los narcisistas más poder para seguir jugando contigo.



3) Confía en tu instinto

Algunas personas permanecen en una relación dolorosa porque no confían en sí mismas ni en su juicio. Tiende a racionalizar su comportamiento tóxico o le da a la persona el beneficio de la duda. Si se encuentra continuamente poniendo excusas para alguien, deténgase.


4) Cuidado con la falacia del costo hundido

¿Qué te mantiene en esta relación? Según el trabajo de Daniel Kahneman y Amos Twerksy, los seres humanos son notoriamente reacios a las pérdidas y, por lo general, prefieren aferrarse a lo que tienen a corto plazo, incluso si ceder un poco a corto plazo conducirá a más a largo plazo.

Además, los humanos prefieren lo conocido a lo desconocido. Tenga esto en cuenta y tenga en cuenta que la pérdida a corto plazo en realidad puede conducir a una ganancia a largo plazo.

5) Reconocer el poder del refuerzo intermitente

A pesar de lo que pueda haber pensado, los humanos son demasiado optimistas. Tendemos a ver una pérdida cercana como una 'casi victoria'. Esto es lo que mantiene a la gente en las máquinas tragamonedas.

La evolución explica esto. En nuestros días de cazadores-recolectores, cuando los desafíos de la vida eran principalmente físicos, mantenerse lo suficientemente animado para seguir adelante y convertir la victoria cercana en una real era algo bueno. Entonces, en las relaciones tóxicas, estamos motivados para aguantar, aunque solo obtenemos lo que queremos algunas veces. “De vez en cuando” no crea un patrón y debes tenerlo en cuenta.

6) Proteja esos límites o planifique una estrategia de salida

Si la persona tóxica es alguien que no puedes evitar, debes establecer límites para el tipo de comportamiento y contacto que vas a tener. No es necesario que sea grosero, pero debe ser firme y decidido. A un compañero de trabajo le podría decir: 'Estoy de acuerdo con las críticas, pero mi sobrepeso no tiene nada que ver con mi desempeño'.

7) Anticípese a las represalias de retroceso

Es probable que la persona tóxica se esté beneficiando de alguna manera de la forma en que se está comportando contigo. Una vez que establezca los límites, es probable que redoblen sus esfuerzos para seguir manipulando para obtener la ventaja. Mantente firme, fuerte y directo.

8) No normalice el comportamiento abusivo

Tienden a excusar su comportamiento diciendo cosas como 'son solo palabras' o que el verdadero problema era tu sensibilidad. La conclusión es que el abuso emocional o verbal nunca está bien.