Resiliencia emocional: 10 hábitos cruciales

Resiliencia emocional: 10 hábitos cruciales

Hay pocos rasgos de carácter más valiosos y subestimados que la capacidad de recuperación.


Fuerza, valentía, inteligencia, voluntad; si bien es bueno tener todas estas cualidades, hay un elemento común que todos comparten y es la resiliencia.

La resiliencia emocional es tu capacidad para levantarte después de ti. caer.

La resiliencia mantiene su nariz en el libro y su voluntad viva, incluso cuando todos a su alrededor se han rendido.


La resiliencia emocional es la diferencia entre querer un sueño y convertir ese sueño en realidad.

Y aunque algunas personas naturalmente tienen una tina de resistencia de la que sacar, el resto de nosotros tenemos que construirla.



Aquí hay 10 formas en las que creo que puedes empezar construyendo su resiliencia emocional y convertirse en una versión más fuerte de ti:


1) Encuentra tu propósito

Muchos de nosotros pasamos por la vida en una especie de piloto automático prolongado. Pasamos de una etapa de la vida a otra —escuela, trabajo, matrimonio, familia— sin preguntarnos realmente: ¿qué queremos hacer en la vida?

Tu carrera y tu pareja pueden actuar como sustitutos de tu propósito mientras buscas uno, pero si nunca encuentras lo que te llena de un compromiso resuelto, nunca lo harás realmente. querer para esforzarse lo más que pueda.

2) Mira el lado bueno

Lo entendemos: la vida es dura, y mantenerse positivo y optimista puede ser una de las mayores luchas por las que pueda pasar.

La vida puede golpearte y hacerte sentir como la cosa más pequeña del mundo, y hay momentos en los que necesitas retirarte y sanar.

Pero esa no puede ser su única respuesta. Tienes que volver a levantarte después de cada dificultad, y la mejor manera de hacerlo es mirando el lado positivo.

Incluso si todas las probabilidades están en tu contra, encuentra la positividad, la posibilidad de un final feliz y usa esa imagen mental para seguir adelante.

(Para aprender sobre la atención plena y puede ayudarlo a ser más optimista, consulte el libro electrónico de Hack Spirit: El arte de la atención plena: una guía práctica para vivir en el momento)

3) Encuentra a otros

Los seres humanos son criaturas sociales, y no es de extrañar que aquellos con vínculos y comunidades fuertes sean aquellos que tradicionalmente han prosperado.

Apegarse a sí mismo puede parecer la mejor opción, especialmente si tiene un historial de decepciones e incluso traiciones.

Pero no podrá lograr la resistencia que necesita si no tiene a nadie en quien apoyarse, excepto a usted mismo.

Acepte sus propias debilidades y limitaciones, y encuentre otras de las que pueda sacar fuerzas en sus momentos de necesidad.

4) Nunca dejes de evolucionar

Tu contribución al mundo es el legado que dejarás. Entonces, ¿cuál será tu contribución?

¿Solo tu presencia, tu esfuerzo, tu amabilidad? ¿O dejarás algo más único, algo que realmente marque tu lugar en la historia que quieres establecer?

No es suficiente simplemente 'ser' si quieres seguir siendo relevante y resistente. Tienes que “ser” la mejor versión de ti mismo que puedas ser, y eso significa evolucionar y desarrollar tus habilidades. Concéntrese en sus habilidades, desarrolle sus fortalezas y conviértase en una fuerza que solo usted puede ser.

5) Establecer metas

No hay nada más caótico que una crisis, y para la mayoría de las personas, una crisis es suficiente para sacudir el mundo entero.

Incluso las personas más resilientes se encontrarán abrumadas en ocasiones por las peores crisis de sus vidas, pero la diferencia entre un individuo resiliente y alguien que no lo es es su respuesta a la crisis.

¿Y esa respuesta? Fijar metas. Encuentre su próximo paso y hágalo lo más rápido que pueda. Empiece a limpiar el caos antes de que el caos se disipe.

(Si está buscando un marco estructurado y fácil de seguir que lo ayude a encontrar su propósito en la vida y alcanzar sus metas, consulte nuestro libro electrónico encómo ser tu propio entrenador de vida aquí).

6) Cuida de ti

Todos conocemos el estrés. Algunos de nosotros huimos de él, algunos de nosotros nos golpeamos hasta que desaparece.

Pero de una forma u otra, el estrés tiende a hacernos olvidarnos de nosotros mismos. Comer sano, hacer suficiente ejercicio, dormir lo suficiente todas las noches: todos estos hábitos pueden desaparecer cuando estás estresado y eso empeora la situación.

Cuidarte siempre antes que nada.

7) Adaptarse al cambio

Una regla de la vida es que nada permanece igual. Puede ser desgarrador y difícil cuando una gran situación se ve obligada a cambiar, pero negarse a adaptarse a ese cambio puede hacer o deshacer lo que eres como persona.

Acepte la inevitabilidad del cambio y salga adelante de la curva antes de que lo deje atrás.

[El budismo no solo proporciona una salida espiritual para muchas personas, sino que también puede mejorar su salud y bienestar. Echa un vistazo a mi nueva guía práctica sobre cómo usar el budismo para una vida mejoraquí].

8) Cree en ti mismo

Creer en ti mismo es una fuerza clave que tienes para superar el estrés de los mayores obstáculos de la vida.

Incluso si las probabilidades están en su contra, decirse a sí mismo que es capaz de hacer lo que necesita es suficiente motivación mental para pasar a la siguiente etapa.

(Para profundizar en las técnicas de la filosofía oriental que le ayudarán a desarrollar la confianza en sí mismo y la confianza en sí mismo, consulte mi nuevo libro electrónico: La guía práctica para usar el budismo y la filosofía oriental para una vida mejor)

9) Sea activo, no reactivo

Algunos de nosotros esperamos que surjan problemas. Si tiene una gran situación, es posible que sienta la tentación de relajarse y disfrutar del momento.

Pero no disfrutes el momento por mucho tiempo: como se dijo anteriormente, todo en la vida cambiará. Problemas que nunca esperó surgirán de la nada, y su capacidad para superarlos dependerá de cuánto se haya preparado para ellos.

No espere a que surjan problemas; comience a resolverlos antes de que sucedan.

10) Aprenda a resolver todos los problemas

Y finalmente, las personas más resilientes saben que los problemas pueden surgir en cada esquina.

Cuanto mejor se equipe con habilidades para la resolución de problemas, más fácil será superar incluso las situaciones más extrañas.

Y no se quede con la misma solución siempre: sea creativo, sea innovador y encuentre nuevas formas de abordar viejos problemas.

Cuanto más creativamente aprenda a resolver problemas, más resistente será cuando lleguen los peores días.