Aquí hay 14 trabajos para empáticos que hacen uso de sus raros dones

Aquí hay 14 trabajos para empáticos que hacen uso de sus raros dones

No todo el mundo sabe qué es un empático.


La mayor parte del tiempo, un empatía ni siquiera sabe que él mismo es un empático.

Al sentirse extraño consigo mismo, un empático a menudo descubre accidentalmente sus raras habilidades.

Por un lado, un empático puede sentir lo que sienten los demás. Ellos son como esponjas que absorben las energías de las personas.


Debido a que un empático es muy sensible, los trabajos de los empáticos son los que marcan la diferencia en la sociedad.

Entonces, si eres empático, aquí hay 14 opciones de carrera para empáticos en las que puedes usar tu don para ayudar a otros:



1. Enfermera

Más que nada, los empáticos son cuidadores naturales. Las personas que necesitan ayuda se sienten atraídas de forma innata.


Debido a que los empáticos quieren ayudar a los que no se encuentran bien, una enfermera es una excelente opción. Si es empático, ser enfermero le permitirá utilizar su don de ayudar a los pacientes a sentirse más relajados.

Puede trabajar en muchos lugares: hospitales, hogares de ancianos, empresas, casas particulares, brindando comodidad a quienes lo necesitan.

No solo eso, sino que también puede convertirse en un sistema de apoyo para sus familiares y seres queridos.

2. Psicólogo

Al igual que las enfermeras, los psicólogos están ahí para ayudar a las personas que experimentan problemas de salud mental. Son tan reales y debilitantes como los físicos.

Más que nunca, la salud mental requiere una atención y un tratamiento adecuados.

Los empáticos son excelentes para este trabajo porque tienen la capacidad innata de comprender la profundidad de sufrimiento emocional.

Un empático es genial en escuchando y ofreciendo consejos, que tiene un efecto calmante en las personas.

Como psicólogo, puede trabajar en la práctica privada o en clínicas, hospitales, centros de rehabilitación y centros de salud mental.

3. Escritor

Si eres un empático que tiene habilidad con las palabras, considera la posibilidad de canalizar tus sentimientos a través de la escritura.

Los empáticos experimentan emociones desconocidas y a menudo poderosas que pueden utilizar para hacer fluir sus jugos creativos.

Como empático y escritor, deja que tus emociones te den el poder de contar una historia y llegar a otros.

También puede convertirse en escritor independiente, bloguero o incluso en autor.

NOTA: Si es escritor, debe consultar ProWritingAid. Brendan Brown ha escrito un revisión completa de ProWriting Aid aquí.

4. Veterinario

Los empáticos comprenden la naturaleza. No solo se preocupan por las personas, se preocupan por todas las criaturas.

Puede ser extraño para algunas personas, pero la mayoría de las veces, un empático puede entender a los animales y “sentir” el mundo que los rodea.

Puede llamarlos 'susurradores de animales' o sintonizados con la naturaleza: ver cualquier ser vivo que está sufriendo les da dolor de corazón.

Un veterinario que sea empático puede curar y consolar a las mascotas enfermas. También pueden calmar a sus dueños preocupados en una clínica o en un hospital de animales.

5. Artista

Los artistas tienen perspectivas únicas y ven las cosas de manera diferente a los demás. Usando lo que tienen con sus poderosas emociones, pueden crear hermosas obras de arte.

Dicho esto, los empáticos son grandes artistas. Sus mentes estallan de pasión, emociones e ideas, que actúan como inspiración para sus obras de arte.

Como empático, no importa si trabaja por cuenta propia, vende su propio trabajo o canaliza su arte a través de otras trayectorias profesionales. Lo que importa es que el contenido que cree influya.

Debido a que un empático es un alma que está más en sintonía con las corrientes emocionales del mundo y la sociedad, tienen una ventaja en la creación de arte significativo.

Y eso es justo lo que necesita el mundo.

6. Músico

Al igual que los escritores y artistas, los músicos también son personas emocionales.

Si eres un empático con un don para la música, puedes crear hermosas canciones basadas en diversos temas, personas y circunstancias.

Cuantas más emociones derrames en una canción, más identificables será para los oyentes.

7. Entrenador de vida

Los empáticos quieren que otras personas mejoren porque ellos también se sentirán mejor.

Si es empático, no se pone celoso si otras personas tienen éxito. En cambio, se preocupa por los mejores intereses de otras personas.

Es por eso que ser un entrenador de vida es la oportunidad perfecta para los empáticos. Los entrenadores de vida se reúnen con individuos o grupos pequeños para guiarlos y alentarlos a alcanzar sus metas.

RELACIONADO:Cómo un chico normal se convirtió en su propio entrenador de vida (y cómo tú también puedes)

8. Consejero de orientación

Como consejero vocacional, usted ayuda en la vida de un niño o de un joven adulto guiándolo.

No solo eso, sino que también realizarás tareas satisfactorias. Puede ayudar a los estudiantes en sus esfuerzos, ayudarlos a mantenerse al día con su educación y alentarlos a buscar las oportunidades que realmente les encantarán.

Dado que los empáticos pueden comprender los deseos y necesidades de los demás, pueden guiar a los estudiantes por el camino correcto.

9. Maestro

Como maestro, su deber es ayudar a los estudiantes a lograr sus sueños.

Con esta descripción de trabajo, los empáticos se convierten en grandes maestros debido a sus corazones amorosos y sus manos amigables.

Un maestro podría cambiar la vida entera de un estudiante ofreciéndole el apoyo y la motivación adecuados, especialmente si no los tiene en casa.

10. Trabajador social

En el sentido general de la palabra, los trabajadores sociales brindan apoyo a sus clientes.

Un empático encaja naturalmente en el mundo del trabajo social debido a la diferencia que hacen en la vida de las personas que tocan.

Sin embargo, un empático en el campo del trabajo social también debe tener cuidado. Verá, un empático ayuda a una persona a lograr un final feliz. Los empáticos prosperan con la felicidad.

Pero cuando la historia no termina muy bien y el sufrimiento es demasiado, un empático puede sentirse sin energía.

Estar expuesto a algunos de los elementos más negativos de la humanidad y la sociedad puede afectar profundamente a una persona, especialmente a un empático.

Si es un empático que quiere dedicarse al trabajo social, asegúrese de tener hábitos saludables de autocuidado, una piel gruesa y la capacidad de hacer frente al lado más oscuro de la vida.

11. Trabajador de una organización sin fines de lucro

Las organizaciones sin fines de lucro son entidades dedicadas a causas sociales específicas. Ejemplos de organizaciones sin fines de lucro son la Cruz Roja Estadounidense, la Fundación Make-A-Wish y otras.

Las organizaciones sin fines de lucro necesitan trabajadores que quieran hacer una diferencia en la vida de otras personas. Necesitan personas que no lo hagan por el dinero, sino por la satisfacción emocional.

Este nivel de mentalidad y compasión solo se encuentra en personas muy gente sensible y empáticos.

12. Abogado

Pensarías que ser abogado es la carrera menos compatible para un empático. Sin embargo, eso está lejos de la verdad.

La verdad es que hay muchas ramas del derecho en las que la atención de un empático puede ayudar a otras personas.

Los empáticos pueden representar a personas que atraviesan situaciones de violencia doméstica. También pueden brindar asesoría legal gratuita a organizaciones benéficas y sin fines de lucro.

Dado que muchos empáticos son muy sensibles, las disciplinas legales más intensas como el derecho procesal y corporativo no son para ellos.

Entonces sí, un empático puede tocar y mejorar muchas vidas como abogado.

13. Trabajo de hospicio

El cuidado de hospicio se enfoca en brindar comodidad y servicio a las familias que enfrentan enfermedades que limitan la vida.

Es un poco más amplio que el trabajo médico general porque también incluye elementos sociales y espirituales para ayudar a la familia a enfrentar los desafíos.

El trabajo de hospicio puede resultar atractivo para los empáticos porque es menos restrictivo y rígido. Además, pueden usar su habilidad para influir en el estado de ánimo de las personas que los rodean, especialmente en aquellos que están sufriendo.

Los trabajadores de cuidados paliativos también desempeñan funciones más pequeñas, como hacer mandados para la familia o simplemente brindar compañía en un momento difícil.

14. Trabajador por cuenta propia

Trabajar por cuenta propia es la mejor forma en que un empático puede prosperar: sin horarios rígidos, sin estrés de los compañeros de trabajo y sin emociones tóxicas que manejar.

Si eres un empático que es bueno con los números, conviértete en contador. Si desea ayudar a otros, ofrézcase como voluntario para una organización que necesite su ayuda.

Si es mecánico de automóviles, ofrézcase como voluntario para hacer algunas reparaciones y solo cobra por las piezas.

Si es un desarrollador, ofrézcase como voluntario para hacer un trabajo para una organización que necesita un sitio web decente y agréguelo a su cartera.

Cualesquiera que sean sus habilidades, trabajar por cuenta propia puede allanar más caminos para ayudar a las personas.

En conclusión:

Si eres empático, lo más importante que debes hacer es comprender cada carrera y elegir cuál eres capaz de manejar.

Aunque sus habilidades son excelentes en profesiones solidarias, a veces puede resultar bastante difícil.

Tarde o temprano, sentirás que el peso del mundo está sobre tus hombros. Ver el sufrimiento de otras personas puede afectar su salud y hará que se sienta agotado.

Solo recuerda mantener la autoestima, límites sólidos y mecanismos de afrontamiento saludables para dejar de lado el estrés y el sufrimiento cuando sea el momento de relajarse.

Para un empático, conocer sus habilidades significa que podrá elegir la carrera más gratificante y satisfactoria para usted.

Se trata de cómo usas tus dones.