Nunca te disculpes por estas 11 cosas

Nunca te disculpes por estas 11 cosas

Disculparse puede ser saludable y refrescante, pero ¿cuándo es demasiado?


Llega un punto en el que ya no nos disculpamos para compensar algo que hicimos mal, sino que nos disculpamos porque nos vemos obligados a hacerlo.

Por muy saludable que sea pedir disculpas, también es importante preservar el respeto por uno mismo y saber cuándo es suficiente.

No dejes que otros te intimiden para que te disculpes por cada pequeña cosa, especialmente cuando no te arrepientes de esas cosas en primer lugar.


Aquí hay 11 cosas por las que nunca debería sentir que debe disculparse:

1) Cierre

Todos merecemos un cierre. Ya sea que se trate del cierre al final de una relación larga y tormentosa, o del cierre después de perder un trabajo, su participación antes del final de la relación le da derecho al cierre cuando todo esté dicho y hecho.



No es necesitado, loco u obsesivo: es solo tu derecho.


2) Arriesgarse en un error

Al final de una mala relación, hay muchos en tu vida que están más que felices de decir: 'Te dije que no era bueno para ti'. Y su respuesta podría ser: 'Lo sé, lo siento, fui tonto'.

Pero la verdad es que no tienes ninguna razón para disculparte. Viste un potencial que ellos no vieron, y no todos pueden estar a la altura de su potencial. Esta bien.

3) Cómo gastas tu dinero

Mucha gente cree que tiene derecho a juzgar cómo gasta su dinero. Pero tu dinero es exactamente eso: tu dinero.

Si lo ganó, si trabajó para él y si lo guardó, entonces depende de usted decidir cómo lo gasta. Si otros quieren hacerle sentir mal por sus gastos, simplemente bloquéelos.

4) Quedarse en

Con demasiada frecuencia tenemos que salir simplemente porque todos nuestros amigos están saliendo. Incluso si está cansado, agotado o simplemente necesita un día tranquilo adentro sin la conmoción de otras personas, se siente obligado a ir con ellos o disculparse si elige lo contrario.

Pero recuerde: no es su trabajo complacer a la gente. El único al que necesitas complacer es a ti mismo.

5) Hablar de amor y angustia

Hay quienes nos avergüenzan por expresar el amor en nuestro corazón, por hablar de ello, obsesionarse con él e incluso sentir dolor cuando experimentamos una de las peores emociones posibles: el desamor.

Pero el desamor es parte de la vida, y reprimirlo solo puede frenar tu crecimiento emocional. No te disculpes por sentir amor y dolor; abrázalo.

6) Priorizarte a ti mismo

No todos en nuestra vida serán amables o buenos con nosotros. Y no importa lo bondadoso que seas, siempre debes tener tus propias líneas.

Si cruzan esas líneas, entonces es hora de que las elimines de tu vida. ¿Eso te convierte en una mala persona? No, y no deberías disculparte por ello.

Significa que te estás priorizando, lo cual nunca es malo.

(Para obtener más información sobre cómo practicar el amor propio, consulte mi guía para amarse a sí mismo aquí)

7) Ser vulnerable

La vulnerabilidad es algo con lo que todos debemos lidiar. Ignorar la vulnerabilidad dentro de ti y construir muros alrededor de la verdad solo empeora tu situación, dañando tu crecimiento mental y emocional.

Cuando sienta la necesidad de romperse y llorar, hágalo, no importa cuánto digan los demás que puede estar mal.

8) Protéjase

Cuando otros nos han tratado con crueldad, a menudo esperan que sigamos tratándolos con la misma amabilidad y respeto que siempre les hemos otorgado, y cuando no lo hacemos, nos hacen disculparnos por nuestras acciones.

Pero esta respuesta es protección; eres tú protegiéndote del odio y el dolor que te han causado. Seguid así.

9) Seguir tu corazón

Solo vives una vez, y la vida que llevas y las decisiones que tomes definirán el camino que dejas atrás. Por eso siempre es mejor seguir sus propios sueños y aspiraciones, en lugar de escuchar los consejos de los demás.

Incluso si te hacen sentir mal por tus elecciones, recuerda: es tu vida y tú eres quien debe lidiar contigo mismo y tus acciones todos los días. Asegúrese de comenzar a caminar por un camino del que pueda estar orgulloso.

10) Protegiendo tu corazón

Cuando ha pasado por un dolor inmenso, su reacción puede ser alejarse de una situación o romperse y cerrarse a otras personas.

Hay algunos que harán todo lo posible para convencerte de que estás equivocado y debes disculparte por tu debilidad. Pero protegerse a sí mismo no es una debilidad; es crecimiento.

11) Por ser honesto

¿Y la cosa más importante por la que nunca debes disculparte? Honestidad. Habrá muchas ocasiones en las que se verá obligado a disculparse por sus verdaderos pensamientos y sentimientos, pero a menos que sienta lo contrario, no debería hacerlo.

Hay suficiente engaño en este mundo; lo mínimo que puedes hacer es ser fiel a ti mismo.