La actitud más poderosa para cultivar la paz interior y avanzar en tiempos de incertidumbre.

La actitud más poderosa para cultivar la paz interior y avanzar en tiempos de incertidumbre.

Todos queremos algo más en la vida, pero ¿siempre sabemos qué queremos más?

Muchas veces, le pregunto a uno de mis amigos cercanos o compañeros una pregunta simple: '¿Qué estás De Verdad ¿Tienes hambre ahora mismo? Saben lo que realmente estoy preguntando: no se trata de alimentos o necesidades materiales. Se trata de su necesidad espiritual y salud mental; de qué tienen hambre que los haga sentir satisfechos, no llenos.

Sus respuestas suelen acabar siendo una de las tres: 'Paz'. 'Más tiempo.' 'Una mayor conexión con el presente'.

Puede ser mucho más difícil encontrar soluciones para sus necesidades que pedir un artículo en el menú de un restaurante, pero definitivamente no es imposible.

Todos nuestros objetivos, incluso aquellos que parecen ser los más difíciles de alcanzar, pueden alcanzarse simplificando la forma en que percibimos y participamos en nuestra vida diaria.

Y una de las formas más directas de simplificar nuestras vidasacercarnos un paso más hacia la serenidad interior que anhelamos, es soltarnos.



La primera persona que me presentó la versión moderna de dejar ir fue el cofundador de Centro de meditación Spirit Rock, James Baraz.

A James se le suele considerar un experto en encontrar la felicidad y la paz interior que muchos de nosotros buscamos. Es el autor de los libros, Despertar Alegría y Despertar la alegría para los niñosy dirige una clase para ayudar a las personas a encontrar su alegría desde adentro.

En las enseñanzas de James, analiza cómo dejando ir puede enriquecer aún más nuestras vidas. Comparte sus estrategias para encontrar más felicidad con menos cosas, encontrar la paz interiory ayudar a más personas a encontrar la satisfacción en sus vidas que les faltaba.

Pero dejar ir no se trata solo de tirar cosas a la basura y ordenar tu casa. Hay tres tipos específicos de dejar ir que podemos experimentar, y estos incluyen:

1) Ocupación

Este es quizás el 'dejar ir' más importante que podemos experimentar.

Puede que el mundo moderno nos haya brindado lujos y comodidades que la humanidad nunca ha tenido el placer de experimentar, pero tuvo un precio. ¿El precio? Nuestro tiempo y salud mental.

En estos días, es imposible ser parte activa de la sociedad sin exponerse a la interminable lista de tareas y responsabilidades, el constante aluvión de ruido y sonido, y la sobrecarga de información que nos llega directamente desde nuestras diversas fuentes de noticias y canales sociales.

Hay pocas horas en un día, y muchas de ellas ya están ocupadas en el momento en que te levantas de la cama.

¿Con qué frecuencia podemos reunir el valor y decirnos a nosotros mismos, 'No'? No lo suficiente.

La mejor manera de encontrar más y experimentar más es asumir Menos. Con Menos en su plato, menos información, menos tareas, menos responsabilidades, puede experimentar más de lo que te quedas.

2) Historia

Todos llevamos con nosotros nuestras propias historias. Estas historias surgen durante ciertas situaciones o momentos de lucha y traen consigo sus propios conjuntos de asociaciones negativas.

Por ejemplo, cuando siente rechazo en su vida profesional o personal, puede volver inmediatamente a su narrativa familiar de 'No fui lo suficientemente bueno de todos modos' o 'Nunca me dieron una oportunidad'.

Estas historias son dañinas. Recurrimos a ellos porque nos reconfortan con la familiaridad; estructuran los eventos como causa y efecto.

En su lugar, debe soltar el chip en su hombro y reescribir la historia que existe en su cabeza.

Convierte tu historia en algo positivo que te anime incluso en los momentos más difíciles, como 'Tengo gente a mi alrededor quien me ama y puedo seguir adelante con mi vida '.

Al tener la fuerza para contarse a sí mismo una historia positiva, puede encontrar la paz interior y la calma incluso en las etapas más difíciles de su vida.

3) Cosas

Y finalmente, llegamos al “dejar ir” con el que muchos de nosotros estamos familiarizados: dejar ir las cosas.

Deja ir tus posesiones materiales. Debemos recordar una y otra vez esta verdad, porque siempre vuelve a aparecer en nuestra vida.

La necesidad de encontrar satisfacción en objetos bonitos y posesiones caras es algo que puede sorprendernos, hasta que un día estamos tan apegados emocionalmente a tantas cosas que nos convertimos en versiones fracturadas de nosotros mismos.

Dividimos nuestra atención y nuestro amor en cien cosas que no tienen un significado o valor inherentes, y perdemos una parte de nosotros mismos en el proceso.

Las cosas no pueden llenar el hambre o el vacío; simplemente nos distraen de la necesidad de encontrar satisfacción, por eso siempre necesitamos más. Pero pregúntate: ¿cuánto necesitas realmente?

¿Busca reducir el estrés y vivir una vida más tranquila? Echa un vistazo al nuevo libro electrónico de Hack Spirit sobre el arte de la atención plena. Explican cómo utilizar la atención plena para superar una mente hiperactiva, estar más concentrado y reducir el sufrimiento, el miedo y la ansiedad. Compruébalo aquí: https://t.co/SyyoaFhBuW pic.twitter.com/sF6tL9Mp27

- Lachlan Brown (@Lachybe) 14 de marzo de 2018